Civilization – Blog

Blog de un adicto a la saga Civ

¿Que la cultura no ocupa lugar?

Que se lo digan a  los bárbaros de la Sakae de esta partida:

Ya se sabe: la cultura es muy importante, amigüitos. Prueba de que en el Civ la población no lo es todo…

11/03/2010 Posted by | Civ IV, Partidas | , | 1 comentario

La partida más apasionante

Casi dos meses después, aquí estoy de nuevo, dispuesto a contar mis aventuras con el mejor juego de (la) Historia. Pasé casi todo agosto en un pueblo de Extremadura, Monroy, y a la vuelta tenía un “mono” considerable de exploraciones, bárbaros, conquistas, maravillas, en fin, de lo que es Civilization en su mismidad.

Y poco después de regresar a casa, el juego me ofreció una maravilla de partida. Cuando nos aficionamos a estos juegos buscamos la emoción de la estrategia, pero también de la exploración. Últimamente me estoy dedicando a un tipo de partida a priori más difícil, con el terreno de las Highlands (muchas colinas, nada de mar abierto). En esta partida añadí “picos esbeltos”, “apiñados” y lagos “al azar”, pero me salieron lagos muy grandes. Y picos directamente inaccesibles, de modo que cuando quiero darme cuenta, resulta que mi capital está en un trozo de tierra que pese a no ser una isla, está completamente aislado por cadenas de picos inaccesibles que no ofrecen ningún paso hacia otros pedazos de tierra que se vislumbren. Afortunadamente hacia el Oeste pude expandirme a una región con recursos minerales:

Comienzo de la partida: aislado

Comienzo de la partida: aislado

Estaba claro desde el principio que la partida iba a propiciar situaciones especiales, como así fue muy poco después. En cada partida suele haber un “levantamiento masivo de bárbaros”, que suele consistir en un nutrido grupo de lanceros que si no estás preparado te pueden crear un serio inconveniente. Yo estaba sobradamente preparado, pues justo había “construido” la Gran Muralla, que evita la entrada de bárbaros en tus fronteras terrestres, y además el juego me habia colocado justo en la esquina Noreste del juego, así que de la nada surgieron, y allí se quedaron, a la espera de la aniquilación a manos de hacheros, espadachines y nerserks (era los vikingos) estos pocos lanceros sin medallas:

Levantamiento bárbaro frustrado

Levantamiento bárbaro frustrado

Como se puede observar, mi región era extremadamente pobre en recursos y en producción y alimentos. Ni siquiera la capital, marítima y todo ella, pudo prosperar mucho hasta las postrimerías de la partida.

Cuando empecé a explorar otras regiones del mapa, todo emocionado, porque  el mapa gigantesco, los picos esbeltos y los lagos grandes procuraban a la pulsión exploratoria un impulso como ninguna otra partida antes, averigüé algo muy interesante, y no sé si fruto de la naturaleza del terreno o de qué: los bárbaros habían conquistado nada menos que dos capitales, Moscú y Pekín, y habían constituido lo más parecido que he visto hasta ahora en el Civ a una Nación Bárbara, con ciudades contiguas (vlic para ampliar):

¿Una nación de bárbaros?

¿Una nación de bárbaros?

Como se puede apreciar, ya había explorado, ya había entablado relaciones diplomáticas y ya había crecido mucho más de lo que la situación de partida podía hacer creer. Y aún lo hice más, precisamente haciéndome con una buena cantidad de ciudades bárbaras. Por rematar, la unidad militar bárbara más avanzada que he visto ya no es el fusilero: llegaron a atacar a mi ejército un par de paracaidistas.

Pese a la excelente evolución de mis Vikingos, todo el cuadrante Noreste y buena parte en realidad del Este del mapa era tundra con muchos árboles, algunas colinas y pocos ríos, y las distancias, más obligadas por las cadenas montañosas que por la extensión del mapa, entre mis ciudades eran excesivamente largas. De modo que entre el gasto de esfuerzos en explorar y en generar ejércitos capaces de enfrentarse a unos bárbaros que seguían mi misma progresión en avances militares (alguna ciudad de las que les conquisté hasta tenía sistema de transporte público), mi evolución cultural y en extensión se ralentizó mucho, y no tuve nada que hacer frente a dos imperios que copaban del Norte al Sur del mapa en sendas franjas que sellabana más del 70 % de la extensión del mismo.

Desde esa partida, ya sólo busco las mismas condiciones iniciales, pero por ahora no lo estoy consiguiendo.

08/09/2009 Posted by | Civ IV, estrategia, Partidas | , , , | 3 comentarios

Bárbaros civilizados

Civilization IV rompe una lanza a favor de la civilización bárbara. Aunque esas dos palabras juntas puedan parecer antitéticas, lo cierto es que los “pueblos bárbaros” han sido más que determinantes en la historia de las universalmente reconocidas como “grandes civilizaciones”. La Historia no es tan lineal ni tan circular como distintas escuelas de pensamiento nos quieren hacer creer, ni hay un solo país o nación con destino real manifiesto ni orígenes impolutos de “barbarismos”. Ciertamente, las acciones de algún “gran imperio” actual serían mucho más calificables de “bárbaras” que las de aquellas tribus, pequeños países o simples grupos de humanos trashumantes que hicieron de intermediarios necesarios en los destinos no manifiestos de todas las civilizaciones humanas.

En el juego Civilization el papel de los bárbaros es el de un agente caotizador y dinamizador de la partida. Eso ha sido así en todas las versiones, desde las típicas aldeíllas que lo mismo te daban algo de oro, que un batidor ,que una sorpresa en forma de “aldeanos hostiles”, como los “Conans” de Civilization III,  a las auténticas ciudades bajo la bandera de la calavera del Civilization IV, a las que se reconocen iguales características, fortalezas, debilidades y derecho al crecimiento que a las ciudades de los imperios en juego. Tan es así, que tienen hasta nombre, y en lo que yo considero un acierto, ese nombre es el de alguna mini-civilización o país siempre en conflicto de la Historia real. Su dinámica en el juego, ser los almacenes de las futuras riqueza, gloria y unidades militares de la civilización que las derrote militarmente, es precisamente el papel que la Historia real les ha venido otorgando en todas sus revisiones historiográficas. (Para quien tenga la expansión Beyond The Sword: los territorios autónomos del escenario “Rhyes and Fall of Civilization” son algo intermedio entre los bárbaros y los imperios, pero en ese escenario los bárbaros tienen la opción de prosperar y a partir de ellos van surgiendo algunas de las nuevas civilizaciones en riguroso orden histórico).

En otro orden de cosas, los bárbaros en el Civ IV generan auténticas oleadas, como ocurrió en la Historia real en todo el mundo, y en cierto modo son una barrera potencial más del juego, un filtro que sólo puedes superar si haces las cosas bien, y que en todo caso obstaculizará de un modo u otro tu evolución de la Antigüedad a la Edad Media

Como muestra gráfica del extraordinario nuevo papel del “país bárbaro” en el Civilization IV, os dejo con una foto impensable hace no tanto (en el Civ III, por ejemplo): un trabajador bárbaro construyendo una carretera.

Trabajador bárbaro

01/03/2008 Posted by | Beyond The Sword, civ, Civ IV, civilización, Historia, Unidades | | 4 comentarios

Horda bárbara a las puertas

Mientras que en el Civilization III los bárbaros eran esos “Conan”-s que te encontrabas muchas veces al visitar una aldea fuera de tus fronteras, en el Civ IV, y especialmente en el Warlords, los bárbaros replican mucho mejor el comportamiento de las hordas bárbaras que han asolado todos los imperios que en el mundo han sido. De hecho, desde un cierto punto de vista, funcionan como un sistema de control, una parte del juego que evalúa cómo lo vas haciendo.

Por un lado no aparecen, al menos hasta el nivel donde me encuentro actualmente, “Noble”,  desde el mismo principio de la partida, y por otro, cuando lo hacen, es en auténticas oleadas. Sabes que va a ocurrir, y generalmente es cuando el mundo ha conseguido ya algunas grandes maravillas.

Hasta ahora he probado con éxito sólo dos estrategias para frenar las oleadas bárbaras y seguir creciendo: una es crecer en ciudades antes de que los bárbaros aparezcan, con el cuartel como mejora primera y “sine qua non”, y trabajadores laborando frenéticamente; la otra es conseguir construir la Gran Muralla, que en el juego libra a tu territorio (no sólo la zona que encierra la muralla) de que penetre en él ningún bárbaro.

Ayer estuve probando otra, porque en el nivel de Noble conseguir la Gran Muralla es muy costoso en términos de crecimiento posterior (y eso que estoy en el que creo es el mapa más sencillo, “Great Plains”): conseguir el Oráculo (una tecnología gratis) y la Gran Muralla, sacrificando por tanto la exploración y el crecimiento en ciudades, y dedicando el resto de turnos a “elaborar” unidades de lucha. (Para ello hay que seguir la “ruta religiosa” en el inicio del árbol de tecnologías). Por ahora estoy lejos de conseguirlo, aunque estoy convencido de que de hacerlo, tendría expedito el éxito:

Bárbaros a las puertas

Ni que decir tiene que en ese mismo turno caí…

17/12/2007 Posted by | Civ III Play the World, Civ IV, Civilization, estrategia, Maravillas, Partidas, Unidades, Warlords | , , , , , | 1 comentario